Comer y beber en Puerto Sherry

El Puerto de Santa María es uno de los destinos más importantes para el ocio y la gastronomía en Cádiz cuando empieza a llegar el calor. Y mientras muchos viajeros deciden visitar el centro de la ciudad para tener al alcance bares, restaurantes y tiendas, en los últimos meses la oferta en Puerto Sherry ha crecido mucho.

Uno de los establecimientos recomendables es Crefoundie, especializado en crepes y foundies con los ingredientes típicos de la comida mediterránea. Sus vistas al mar son otra delicia a la hora de una velada romántica.

Para los viajeros que deciden detenerse a tomar una copa no hay mejor opción que el 470 Gin Bar, que puede prepararse con diferentes tónicas de una amplia carta especializada en esta amarga pero refrescante bebida.

También hay pequeños salones de café y zonas dedicadas a los tragos más sencillos, la oferta gastronomía y de ocio en Puerto Sherry sigue creciendo con el paso de los meses y cada verano aprovecha para dejar una enseñanza a los empresarios que invierten en la zona.

La cocina experimental también tiene un representante digno en Puerto Sherry, nos referimos a El Bodegón donde se pueden apreciar distintos platos de autor.

Vía: PuertoSherry

El Castillo Sancti Petri vuelve a abrir sus puertas

El Castillo de Sancti Petri ha vuelto a abrir sus puertas para que los viajeros de todas partes del país, y los gaditanos mismos, puedan disfrutar de una de las construcciones emblemáticas de la provincia de Cádiz.

La fortaleza defensiva, imponente y misteriosa, estuvo abandonada cerca de 100 años y hoy regresa en todo su esplendor tras varios años de reformas. Dicen que aquí estuvo emplazado un antiguo templo de Hércules, dedicado a esta figura tan importante de la mitología griega.

Las excavaciones arqueológicas, así como diferentes documentos de origen romano y griego dan cuenta de la existencia de un templo religioso que habría estado enfocado a venerar la figura del héroe de gran fuerza y origen divino: Hércules.

El islote hoy se encuentra totalmente cubierto por la fortaleza del Castillo de Sancti Petri. Nada queda del templo pero de todas formas la Batería de Urrutia y la atalaya son atracciones imperdibles que dan cuenta de años de historia defensiva y militar que ahora pueden volver a visitarse en Cádiz.

Con la desaparición de la carretera que unía el islote con el resto de la provincia, el Castillo de Sancti Petri fue abandonado y ahora abre nuevamente sus puertas gracias a la compañía Novojet que ha decidido emprender un proyecto turístico de gran envergadura.

Vía: Castillos

Vejer de la Frontera I

Bajo el sol de la costa de la luz, y muy elevado para ser cierto que pertenece a esta. Tenemos Vejer de la frontera. Se trata de un pueblo con una belleza singular, que en los últimos tiempos está empezando a gozar de cierto atractivo turístico. Una pena.

Este pueblo, con poco más de doce mil habitantes, puede parecer simple a primera vista. Puede parecer un pueblo pequeño e insignificante en la provincia de Cádiz. Pero como todos, tiene mucha historia detrás.

Quizás de su belleza pudieron disfrutar mucho los que dejaron una herencia musulmana en el. En el año 711 pasó a manos musulmanas tras la batalla de la Janda. La famosa batalla en la cual los musulmanes, mandados por Tarik, derrotaron a Don Rodrigo.

Durante cinco siglos estuvo bajo dominio musulmán. Prueba de ello, son algunos de los monumentos del pueblo, como; La puerta del castillo (s XI), parte de sus murallas y el entramado de sus calles.

Durante los siglos XV y XVI, Vejer estuvo dominada por los Guzmanes, y ya en la Edad Moderna el pueblo se enfrentó, con Juan Relinque a la cabeza, contra los Duques de Medina Sidonia por el control de las tierras comunales, denominadas Hazas de Suerte.

Este emblemático pueblo vivir de la agricultura y la ganadería brava. De todas formas, como he dicho al principio, en los últimos años se ha fomentado la construcción de casa, comercios y edificios, debido a la atracción turística. Esto ha echo que incluso algunos negocios de hostelería, convinen el encanto del pueblo en su afán de convertir los negocios en un ejemplo de la belleza del pueblo. Podemos encontrar cafeterías realmente acogedoras, donde tomar un domingo un café después de un paseo por las estrechas calles.