Balandro, restaurante pionero

Balandro

En el ambiente gastronómico de Cádiz, Balandro es uno de los restaurantes más reconocidos por su gran variedad de platos, pero también pionero en el uso de una selección culinaria innovadora y creativa.

En 1995 los hermanos Vélez, que llevaban varios años de experiencia en el sector hotelero, decidieron ocupar el local del Restaurante El Anteojo y crear su propia visión de la atención gastronómica en Cádiz.

La cocina gaditana entonces se fusionó con otras culturas, se agregaron elementos andaluces tan típicos de la gastronomía regional, y Balandro empezó a ser reconocido a nivel local y posteriormente en toda la nación como uno de los restaurantes más innovadores.

En los años 90 esto no era muy común, pero actualmente al visitar Cádiz nos encontramos con decenas de restaurantes donde se fusionan distintas tradiciones culinarias, y el restaurante Balandro fue uno de los responsables de la popularización de esta forma de hacer comidas.

El restaurante tiene una amplia barra para tapear, aunque también se puede comer a la carta en cualquiera de sus salones. Es un restaurante muy grande, con ambientación amigable y elegante. Sus postres también son exquisitos, así que si estás pensando en deleitarte con lo mejor de la comida de Cádiz, no debes dejar pasar la oportunidad de disfrutar el Balandro.

Romerijo, los mejores mariscos en Cádiz

Romerijo Cadiz (500x200)

Sin lugar a dudas, cuando visitamos Cádiz no podemos irnos sin haber probado una buena mariscada local. Hay que saber elegir el lugar donde comer, ya que un manjar de estas características depende mucho de las hábiles manos que lo preparan.

En el Puerto de Santa María, hay un local llamado Romerijo que ofrece la mejor relación calidad-precio, a la hora de disfrutar el mejor sabor de los frutos del mar. Cuenta con más de 50 años de experiencia, y es considerado uno de los restaurantes con la mejor calidad en productos de mar en toda la provincia.

Una forma interesante de negocios que tienen en Romerijo, es la venta al peso. Puede ser para consumo inmediato, o para viajes largos. De esta manera puedes ahorrar tiempo y dinero a la hora de comprar. Ya sea para comer en las terrazas de Romerijo, o para llevar a casa, la experiencia es verdaderamente única, emblemática a la hora de disfrutar el sabor típico de las mariscadas de Cádiz.

Desde siempre, la familia Romero se ha dedicado a la compra y venta de mariscos y vinos, y por eso la reputación del local ha crecido hasta extenderse a diferentes zonas de la provincia.

Platos de Cádiz: tortillas de camarones

tortillas de camarones

Las tortillas de camarones forman parte del recetario tradicional de la gastronomía en Cádiz, se trat de un plato rápido y fácil de hacer, pero muy sabrosos y emblemático para una cocina tan relacionada con los animales del mar.

Es un plato muy habitual porque los camarones son fáciles de encontrar y pescar en las aguas de Cádiz. El origen de la receta es muy discutido porque al ser un plato que se expandió por toda Andalucía hay quienes desean hacer publicidad con términos como ‘la ciudad de la tortilla de camarones’, por ejemplo. Parece algo un poco ridículo pero hace a las discusiones de los ciudadanos de Cádiz en general.

Algunos expertos en gastronomía apuntan a la localidad de San Fernando como la originaria de la receta, aunque otros sostienen que la receta tiene más de 500 años y tendría una fuerte influencia de la comida italiana.

El plato, provenga de donde provenga, es un símbolo de Andalucía y nació en las cercanías de la Bahía de Cádiz. Probablemente en una zona pesquera y de raíces humildes donde se creaban diferentes variantes para darle color y sabor a los frutos del mar.

Se trata de unas simpáticas tortillas de harina y camarones que se fríen. ¿Todavía no probaste las tortillas de camarones?

Cadiz: tapas y manzanilla


Aunque en Cádiz hay muchas freidurías, una de las mejores es la de Las Flores favorablemente ubicada a la vuelta del mercado central de abastos. Las Flores es el lugar que los gaditanos eligen cuándo quieren disfrutar de un buen frito. Con una amplia variedad de mariscos, pescado frito y precios; este es un lugar ideal para probar el “pescaito frito”.

Antes de comer se puede hacer un lindo recorrido alrededor. Caminar por el paseo marítimo, llegar al “ficus milenario”.
Recorrer la playa y la tradicional calle Rosa. Después ir a comer en el lugar. Hay que tener en cuenta que hay diferentes precios si se come sentado en la mesa o de pie en el bar. Los precios están a la vista.

Se puede ordenar como “tapa”, “1/2 ración ” o “ración”. La tapa se compone de 2 o 3 piezas de pescado. ½ Ración es un plato regular, y una ración es un plato grande. No hay que perderse de probar el “cazón en adobo” y los “chocos fritos” o las ricas “croquetas” que sirven unas 8, por porción. Y claro no hay que olvidar pedir un rico vino, la manzanilla es la bebida tradicional.

Vía: Freiduría Las Flores

Las bellezas de Cádiz


Una vez que se han pasado ​​los pantanos costeros y la expansión industrial que se encuentra en torno a Cádiz, surge una elegante ciudad que su arquitectura da la sensación de estar como bordada a mano; con un puerto de gran envergadura. Cádiz está entre el Mediterráneo y el Atlántico europeo y a esto debe su hermoso clima. El aroma de aire salado y las vistas panorámicas al mar, siempre están presentes.

Tiene una historia larga y fascinante, interesantes son sus monumentos, museos, edificios y por supuesto muchos lugares encantadores para comer y beber. Sin embargo, podemos decir que al pueblo de Cádiz, son los gaditanos los que lo hacen un lugar realmente único. Gente cálida, hospitalaria, abierta, culta y de mentalidad independiente.

Podríamos creer que la mayoría de los gaditanos se dedica esencialmente a sacar el máximo beneficio de la vida, es por eso que el simple hecho de disfrutar de la compañía de los amigos, los visitantes en los bares de la ciudad o en las terrazas de las plazas es una actividad frecuente para la gente de Cádiz. O mejor aún, irse de jaleo al carnaval. Probablemente una de las fiestas de España de primavera más alucinante.

Vía: Ayuntamiento de Cádiz

Arrocería La Pepa

La ciudad de Cádiz está, desde su fundación, que se pierde en lo profundo de la historia, íntimamente relacionada con el mar. El puerto, que fue uno de los más importantes en la época de las colonias americanas, desde allí zarpaban todos los barcos con destino al nuevo mundo y allí arribaban provenientes de América y cargados de riquezas, fundamentalmente oro y plata, sigue mantieniendo su vigencia, siendo uno de los principales del Mediterráneo. El litoral marítimo de Cádiz es aprovechado en toda su potencialidad, no sólo sus recursos, sino también sus playas y sus costas.

Para quien pasea por al lado del mar, por el Paseo Marítimo es altamente recomendable que visiten la Arrocería La Pepa y degusten de alguno de sus exquisitos platos. La cocina mediterránea es famosa en todo el mundo y aquí, en Cádiz, se encuentra uno de los lugares más tradicionales al respecto.

Arrocería La Pepa tiene, como su nombre lo indica, una especialidad en los arroces, pudiendo combinarlos con frutos del mar o con carnes salvajes como la carne de perdiz. Acompañado por un buen vino, otro producto típico del Mediterráneo y disfrutando de una hermosa vista de la costa gaditana, la experiencia se torna inolvidable.

Vía: restaurantelapepa