La Catedral de Cádiz

La ciudad de Cádiz es una de las más hermosas de toda España. Su vínculo con el mar Mediterráneo y con la cultura andaluza, la convierten en uno de los lugares preferidos por el turismo de todo el mundo. Su puerto es uno de los más importantes del Mediterráneo; durante la época de la colonia americana del Reino de España, zarpaban de allí casi todos los barcos con destino al nuevo mundo. Rodean a la ciudad reservas y parques nacionales que son también un gran atractivo para el turismo.

La Catedral de Cádiz, llamada Santa Cruz sobre el mar, es un edificio que comenzó a construirse en el siglo XVIII, diferenciándola de la vieja catedral que databa de la edad media. La nueva catedral tardó casi un siglo en construirse completamente y es la sede del espiscopado de Cádiz. Con una mezcla de estilos arquitectónicos, el altar mayor se encuentra diseñado y construído bajo el estilo conocido como neoclásico, muy propio de la época en que fue construída la iglesia.

En su interior posee varias capillas dedicadas a los patronos de la ciudad, San Servando y San Germán. La planta de la catedral tiene forma de cruz latina y posee tres naves, dividiendo el espacio por intermedio de columnas.

Vía: Laciudad

Monumentos de Cádiz: Catedral de Cádiz

En el apartado de monumentos de Cádiz, tenemos hoy algo de información sobre la Catedral de Cádiz. O mejor dicho, la Catedral de Santa Cruz de Cádiz.

Un cruce de miradas entre el paisaje marítimo de Cádiz y uno de los puntos más altos de la tacita de plata, puede ser una buena definición del paisaje que nos proporciona el conjunto de esta catedral construida en 1722 y la ciudad bordeando el mar.

Como característica principal de las vistas de la catedral, es importante decir que es la única con cúpula amarilla (algo muy típico en la religión musulmana) ya que así desde el mar se podía observar la riqueza de Cádiz.

Está situada en la Plaza de la Catedral y es visible desde casi cualquier punto de la ciudad. Tiene horario de visitas tanto para el interior del recinto como para la Torre del Poniente. La misma entrada de la catedral sirve también para acceder al museo de esta.

Como características importantes de su construcción, tenemos que recalcar que en los 116 años que tardó su construcción, se ve el cambio de estilo y los gustos de los distintos arquitectos. La mezcla de estilos son básicamente tres: barroco, rococó y neoclásico.

Debido a la pobreza del presupuesto en su construcción, ´se utilizaron diferentes materiales. Fue el obispo Fray Domingo de Silos Moreno quien la bendijo en 1838. A causa del retraso de las obras, muchas partes del templo quedaron al descubierto. Esto junto a la situación del edificio en general, que esta cerca del mar, ha provocado una enfermedad en la piedra que hace que ésta se vaya desmoronando poco a poco. Por este mismo motivo, las bóvedas del templo están cubiertas por redes que evitan que los cascotes caigan al suelo.

No obstante, el emplazamiento tan peculiar que tiene la catedral, en un conjunto antiguo de una ciudad milenaria, junto al mar. Hacen de este, un monumento digno de visitar, para un disfrute completo en la tradición más antigua de la ciudad de Cádiz.