Grazalema y el corazón de los Pueblos Blancos

Grazalema es uno de los pueblos centrales en la reconocida Ruta de los Pueblos Blancos en Cádiz. Forma parte del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y tiene fama por ser el sector más lluvioso y el único pueblo gaditano donde nieva.

En las épocas de dominio musulmán la población era conocida como Gran Zulema y los cristianos la reconquistaron en 1485. Hoy es uno de los destinos de turismo rural más importantes de la provincia de Cádiz. Los turistas se acercan para alquilar pequeñas casas de campo y deleitarse con el turismo alejado de las grandes urbes y los contingentes numerosos.

Granzalema no es una zona muy conocida por sus monumentos y construcciones, sino que los visitantes llegan principalmente en búsqueda de aventuras y paseos por paisajes naturales increíbles. Los principales atractivos en Granzalema son la Sierra del Pinar y el Parque Natural. En invierno es uno de los destinos obligados en la provincia ya que es el único poblado donde caen nevadas.

Para llegar a Granzalema hay que atravesar una carretera de montaña ya que el pueblo está ubicado a 800 metros sobre el nivel del mar. Si te gusta el turismo rural y deseas conocer a fondo la magia de Cádiz, entonces Granzalema no puede faltar en tu hoja de ruta.

Vía : Grazalema

La historia viva en Cádiz

La ciudad de Cádiz posee más de 3.500 años de antigüedad. Según el registro arqueológico fue fundada por los Fenicios, debido a su ubicación en el mar Mediterráneo pero muy cerca del Océano Atlántico. Durante la época del Imperio Romano, la ciudad adquiere una enorme importancia. Sin ir más lejos, fue el lugar que eligió Anibal, el cartaginés, para iniciar sus campañas militares que lo llevarían hasta el corazón mismo de Roma.

Como solía suceder con las ciudades importantes para los romanos, no faltaron aquí, en esta ciudad, importantes obras de infraestructura, como acueductos o anfiteatros, cuyos restos es posible visitar aún hoy en día.

En la década del ’80, durante el siglo pasado, fue descubierto por casualidad, serendipia es el término utilizado en ciencias para referirse a esta clase de descubrimiento, luego de un incendio en el Barrio de Pópulo, el teatro romano de Cádiz. La capacidad del teatro, en su época de esplendor, era para 20.000 espectadores, casi como un estadio de fútbol moderno pequeño. La obra es impresionante y es un deber de todo turista pasar aunque sea un rato por su centro de interpretación y admirar esta obra que tiene más de 2.000 años de antigüedad.

Vía: Infocadiz