Cádiz y sus sabores


La cocina autóctona gaditana es de una faceta de Cádiz que no se puede pasar por alto, en realidad es ideal para hacer un alto y detenerse a disfrutar de la gastronomía tradicional que es tan variada en ingredientes y productos algunos procedentes de las diversas civilizaciones que han pasado por éstas tierras, como los árabes, como muchas especias, harinas de legumbres y los deliciosos frutos secos como las almendras, o la miel. El contacto con América amplio mucho el panorama de productos, que antes eran totalmente desconocidos, maravillas como el cacao, el tomate, los pimientos, la papa, la caña de azúcar y muchas otras especies que conforman lo que ahora es la comida andaluza y especialmente la gaditana.

Hay otros productos que se podría decir que son auténticamente oriundos de esta zona, como todos los frutos marítimos, y lo domesticados en el mediterráneo como las olivas, aceitunas, aceites y todos sus apreciados derivados. En la actualidad Cádiz es conocido por su alta calidad en los productos gastronómicos. Excelentes vinos, y por supuesto vinagres de Jerez de la Frontera. Los aceites que son de nivel gourmet normalmente proviene de la Sierra de Cádiz, y los pescados y mariscos del golfo y estrecho gaditanos.

Vía: Portal del Ayuntamiento de Cádiz

El maravilloso museo Litográfico de Cádiz


El Museo Litográfico es uno de los tantos museos que pueden hacer nuestra visita a la ciudad de Cádiz, muy interesante. Este museo nace a partir de la antigua litografía alemana de Cádiz, que a partir de 1861 se instaló en la ciudad y estuvo al servicio de las impresiones artísticas desde ese año hasta finales del siglo XX.

Este museo tiene un pieza que se podría decir que es única ya que hay muy pocas en el mundo y además se encuentra en muy buen estado. Estamos hablando de una prensa manual que fue fabricada en París, en 1850, la prensa y la enorme piedra litográfica de aproximadamente trecientos kilos. Verdaderamente impresionante poder detenerse a admirar estas maquinarias, que ahora nos parecen tan rústicas, pero que revolucionaron de manera irreversible y contundente el mundo de la escritura, el arte, y claro la industria. Muchas otras facetas las que afectó la imprenta masiva, y podemos analizarlas en un museo como este. Y observar los costados no sólo idealizados de este avance sino también el costado oscuro.

Ubicado en Las Puertas de Tierra, un museo de los más completos en su género, con una amplísima exhibición de guillotinas, piedras litográficas, prensa, mesas de diseño, etc.

Vía: Web del Ayuntamiento de Cádiz

Opciones para disfrutar Cádiz al máximo


Esta legendaria provincia de Andalucía, se pueden visitar innumerables sitios que han sido testigos y por supuesto que también participaron de manera protagónica en los largos 3000 años que tiene de recorrido la historia de Cádiz. Múltiples fortalezas, castillos, monumentos, yacimientos arqueológicos, que nos pueden narrar los sucesos acontecidos en estos lares. Lo paisajes no son poca cosa, se pueden apreciar magníficos campos, los verdes valles se extienden entre las majestuosas montañas. Mientras que sus playas hacen honor a la belleza deseada del mediterráneo. Mientras el arte andaluz se expresa en su gente, sus artesanías, su música, y por su puesto en su comida incomparable.

Hay muchas rutas que se pueden realizar por Cádiz, dependiendo del tipo de viaje que tengamos en mente. Hay varios tours armados por distintas agencias de viajes, que se pueden ajustar a estos deseos y presupuestos, pero también hay una serie de recorridos ya preestablecidos por el ayuntamiento. Rutas hechas para que tanto los gaditanos como los turistas puedan disfrutar al cien por ciento de estos sitios que son invaluables. Y estos son tours que pueden ser más económicos y con información puntual y valiosa. No hay pretexto para perderse lo mejor de Cádiz.

Vía: Web del Ayuntamiento de Cádiz

Las bellezas de Cádiz


Al visitar esta provincia andaluza podemos darnos distintos gustos que siempre son bien apreciados en los viajes. Al vacacionar, es posible que siempre busquemos paisajes hermosos, ciudades llenas de encanto e historia, que tienen su reflejo en la imponente arquitectura y los monumentos y museos que podemos visitar. En Cádiz podemos estar seguros de encontrar esto y más. Ya que por su ubicación privilegiada tenemos las opciones de llegar algún municipio costero y disfrutar de sus increíbles playas. O quedarse en cualquier pueblo del campo en donde tal vez una excelente opción aparte de disfrutar de las actividades al aire libre en los verdes valles en medio de las montañas y arquitectura como las de las casas rurales y las fortalezas medievales.

También nos ofrece la visita a los talleres artesanales en donde podemos presenciar los procesos y adquirir a precios directos con los artesanos que trabajan con textiles, cuero, madera barro y metales. La ciudad nos ofrece también una atractiva vida nocturna. Y la comida es otro de los placeres de los cuales no estaremos privados en la provincia gaditana, ya que la comida regional es un verdadero placer y de una variedad asombrosa. La cerveza y el vino son perfectos acompañantes en este viaje.

Vía: Portal del Ayuntamiento de Cádiz

Las playas de Cádiz


El viajero en busca de experiencias inolvidables, podrá encontrar en Cádiz un lugar que cubra las altas expectativas, ya que la ciudad gaditana es de una belleza que se ve desde la arquitectura, y su belleza natural, hasta en los menores detalles. Y qué decir de hospitalidad de su gente y el calor apasionado de las costumbres andaluzas. La comida no es la excepción. No existe aspecto de la bella Cádiz que pueda ser desilusionante.

Las playas de Cádiz poseen un encanto especial, ya que se encuentran ubicadas a muy poca distancia de reservas naturales protegidas. De manera que las playas se han mantenido lo mayormente posible en estado casi virgen. Lo que las hace, playas hermosas y probablemente las más limpias de la zona. No se ha querido hacer una infraestructura hotelera demasiado desarrollada para poder proteger esta condición natural de sus playas, pero de cualquier manera es un sitio que tiene visitantes sobre todo en los meses de verano. Así que es ideal para pasar unas vacaciones familiares o simplemente tranquilas. Lejos de la locura de las playas más populosas y con un turismo sin control. Cádiz es el sitio ideal para visitar, cuando lo que se busca, tiene un gusto refinado.

Vía: Portal del Ayuntamiento de Cádiz

La belleza del flamenco


Es de conocimiento popular que el flamenco tiene un claro origen en Andalucía, y eso se refleja en la tradición que se conserva latente en la actualidad. Uno de los sitios principales para el flamenco en todas sus expresiones es la legendaria Cádiz. Esta región andaluza en donde se pueden disfrutar en las tabernas y bares de la provincia, diversos cantaores, bailaores y músicos que hacen de este arte un placer al interpretarlo y se transmite para quien lo puede presenciar. En cualquier ciudad o pueblo de la provincia gaditana podremos presenciar a algún artista flamenco que nos haga vibrar íntimamente con los ritmos del flamenco.

El flamenco puede acompañar nuestro viaje con sus diversas variaciones de cantes, todas ellas de origen andaluz, como las sevillanas, o los tanguillos, o las famosas bulerías. Expresiones que nacen de las raíces del pueblo que nos acompañaran a lo largo de los recorridos siempre festivos de la región. La comida, las bebidas, las calles siempre mantienen un sabor un olor a flamenco. Al igual que la belleza de la gente y su cálida recepción. Sí, Cádiz también goza de fama por tener gente apasionada y que saben dar una maravillosa bienvenida a los visitantes. Un sitio con un ambiente maravilloso.

Vía: Web del Ayuntamiento de Cádiz

Paseos por Cádiz


En esta zona tan rica y variada. Se han organizado diversos tours, en los que podemos hacer lo que se denominan rutas, con enfoques de interés turístico diverso. Hay recorridos enteramente dedicados a visitar los castillos de la bella provincia de Cádiz. Al ser, históricamente un territorio de paso obligado entre el viejo y el nuevo continente. En Cádiz se construyeron muchos fuertes, castillos, torres, murallas, estratégicos para proteger a la región de posibles invasiones o ataques. Aún están de pie con su majestuosa presencia de diversos estilos. Estos castillos que han sido testigos y protagonistas de la historia gaditana y española.

Hay tres rutas ya diseñadas para conocer las fortalezas. Estas son; La Ruta de los Castillos de la Frontera, que están en la Ruta de los Pueblos Blancos, la Sierra y el campo de Gibraltar. O los castillos que están en la costa los denominados Ruta de la Defensa Marítima, que se encuentran de Sanlúcar a Tarifa y finalmente la Ruta de los Castillos del Interior ubicados en la Campiña y la Janda. Castillos y fortalezas que no sólo son espectaculares a nivel arquitectónico e histórico sino que se encuentran insertos en medio de paisajes hermosos.

Vía: Web del Ayuntamiento de Cádiz

Cádiz: tradicion taurina e hípica


En Cádiz se dieron naturalmente y de manera muy generosa dos tradiciones, que si bien están bien diferenciadas, gozan de cierta fraternidad. En las tierras mediterráneas, y verdes prados pastan los toros y los caballos desde tiempos inmemoriales. Tal parece que la relación sagrada con los toros, tiene que ver con los antepasados griegos y romanos de estas tierras. Y tal vez de ahí el origen de la tauromaquia, y de que Cádiz sea, una de las provincias más taurinas de España. Realizar un recorrido por la provincia con la curiosidad puesta a sobre los toros de lidia nos ayudará a entender cómo es la vida de este animal, y el porqué de su importancia; y cómo se mantiene la bravura y nobleza que los caracterizan.

Lo mismo que con los caballos y la tradición hípica gaditana. Tradición que se ve reflejada, tanto en la doma como enlas competiciones y demostraciones ecuestres. Hay una serie de deportes que tienen mayor éxito en esta provincia por su inclinación natural hacia este noble animal. El polo, los espectáculos, y hasta las carreras hípicas, que se realizan con mucha regulación. O los pacíficos paseos a caballo por las rutas rurales, son otra forma de acercarse a la belleza de Cádiz.

Vía: Portal turístico de Cádiz

Cádiz: pasión por el fútbol


El fútbol, tiene una gran presencia en la provincia de Cádiz. El Cádiz Club de Fútbol, que fue fundado en 1910 y es mejor conocido como el submarino amarillo desde la décadas 80 y 90, cuando pudo eludir en dos ocasiones consecutivas el descenso a la segunda división, y se mantenía al borde del descenso. Por eso lo de “submarino”. Actualmente desde 2010 y 2011 está en la Segunda División B. La historia del club de Cádiz ha estado llena de altibajos y cuenta con grandes triunfos. Salió campeón de todos los torneos en los que participó, entre ellos se cuentan el trofeo Ramón de Carranza en 8 ediciones. Pero nunca ganó el de Primera División y en la Copa del Rey lo más lejos que llegó fue en la temporada 89-90 a semifinales.

En el Estadio Ramón de Carranza, que fue construido en 1954 y estrenado en el 55, es donde se ejerce la localía del club gaditano. En España se sabe, que la afición gaditana es una de las más efusivas y poderosas en su manera de animar a su equipo. Tal vez es un lugar para sentir la pasión por el balón pie que se vive en Cádiz.

Vía: Cádiz Club de Fútbol

Cádiz gastronómica


Una de las influencias más claras en la cocina de Cádiz, es a partir de sus vinos regionales. Y por supuesto también encontramos una fuerte presencia de su amplia gama de peces del litoral gaditano. Representados especialmente por los róbalos, urtas, dorados, acedías, mojarras entre muchos otros. Y los mariscos no se quedan atrás en está presentación de sabores andaluces. Las bocas, cañaílas, y las clásicas gambas, cigalas, y por supuesto cómo olvidarnos de los langostinos espectaculares de Sanlúcar.

No hay manera de quedarse sin degustar estás delicias regionales, ya que hay una gran cantidad de chiringuitos sobre la playa, o tabernas, restaurantes, bares y terrazas más formales a lo largo y ancho de toda la provincia de Cádiz. Entrar en una tradicional bodega de Jerez y probar uno de sus vinos, manzanilla, o el moscatel. O en una taberna del Puerto de Santa María o de Sanlúcar, o cualquier otro pueblo, en donde podremos degustar una copa de un fino o un amontillado. O tal vez uno de los brandis de la provincia, y acompañarlo con una tapa de queso artesanal o una chacina o hasta alguna carne de las elaboradas en la Sierra. Por último no nos podemos perder del placer de sus postres.

Vía: Portal de turismo de Cádiz