Grazalema y el corazón de los Pueblos Blancos

Grazalema es uno de los pueblos centrales en la reconocida Ruta de los Pueblos Blancos en Cádiz. Forma parte del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y tiene fama por ser el sector más lluvioso y el único pueblo gaditano donde nieva.

En las épocas de dominio musulmán la población era conocida como Gran Zulema y los cristianos la reconquistaron en 1485. Hoy es uno de los destinos de turismo rural más importantes de la provincia de Cádiz. Los turistas se acercan para alquilar pequeñas casas de campo y deleitarse con el turismo alejado de las grandes urbes y los contingentes numerosos.

Granzalema no es una zona muy conocida por sus monumentos y construcciones, sino que los visitantes llegan principalmente en búsqueda de aventuras y paseos por paisajes naturales increíbles. Los principales atractivos en Granzalema son la Sierra del Pinar y el Parque Natural. En invierno es uno de los destinos obligados en la provincia ya que es el único poblado donde caen nevadas.

Para llegar a Granzalema hay que atravesar una carretera de montaña ya que el pueblo está ubicado a 800 metros sobre el nivel del mar. Si te gusta el turismo rural y deseas conocer a fondo la magia de Cádiz, entonces Granzalema no puede faltar en tu hoja de ruta.

Vía : Grazalema

Grazalema, ciudad artesanal


Cádiz posee una riqueza muy vasta en cultura, y se refleja también en las artesanías que cobran vida en las manos de los gaditanos. Grazalema es un municipio que está a 142 kilómetros de la capital Cádiz, es famosa por sus telares que hace magníficos ponchos y mantas. Si ya nos encontramos en este hermoso poblado, no hay que perder la oportunidad de visitar la Sierra del Pinar, dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema.

El trabajo con la piel tiene un sitio importante dentro de las artesanías gaditanas. Las marroquinerías que se destacan son especialmente de Ubrique a sólo 118 kilómetros de la capital. Y comparten el oficio y la fama con los pueblos vecinos de Prado del Rey y Villamartín a sólo a 105 k. y 85 k. de Cádiz, respectivamente. Todos estos pueblos son verdaderamente hermosos, y se encuentran dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos. En cada uno de ellos se encontrarán no sólo los productos de cuero artesanal, sino una serie de monumentos, plazas, museos, y campo, mucho campo verde. Lugares realmente imperdibles, para pasar una temporada en ellos. No hay que olvidarse de probar las particularidades gastronómicas de cada sitio. El paquete redondo de un buen viaje.

Vía: Web de turismo de Cádiz

Navidad en Cádiz, fiestas y oportunidades

Si tenemos decidido visitar Cádiz para las fechas navideñas entonces es muy útil conocer las mejores rutas para recorrer en esta época tan particular del año.

Por ejemplo, las nevadas en el pueblo de Grazalema o las fiestas tradicionales en Arcos de la Frontera y Ubrique son eventos que no deberíamos perder de vista, aunque también la naturaleza aporta su belleza en esta época con la Sierra de Cádiz abriendo sus secretos para los amantes del senderismo y el turismo natural.

En los últimos años la provincia de Cádiz se ha convertido en una de las más buscadas para el turismo rural. Casas con amplios jardines y alejadas de la gran ciudad invitan a los viajeros a pasar la navidad en familia disfrutando de los escenarios de un lugar distinto.

Siguiendo con las festividades y tradiciones podemos disfrutar la tarde del 31 de diciembre en Puerto Serrano con su conocida fiesta de las Candelas.

El interior de la provincia, el territorio de Jerez y las maravillosas ofertas de gastronomía y hotelería en la bahía son solo algunos de los modelos de turismo que Cádiz ofrece a los viajeros y con motivo de la navidad 2010 ya se pueden ir reservando los últimos que van quedando. Una oportunidad increíble para planear tu navidad en Cádiz.

Vía: cadizturismo